Barrio de Chueca – Malasaña

Chueca y Malasaña

Todo aquello que va a estar de moda, ya lo ha estado antes en los barrios de Chueca y Malasaña.

El centro de la modernidad de la ciudad de Madrid. La transformación de esta zona de la ciudad en los últimos 20 años ha sido una de las más comentadas en todas las guías de viaje. Centro de la famosa movida madrileña de los 80.

Las tribus urbanas de aquella época han sido prácticamente engullidas ahora por los hipsters pero todavía podemos encontrar los templos musicales de aquella época. El Penta, el TupperWare, la Sala Maravillas o Taboo siguen siendo lugares de peregrinación.

Si existe un adjetivo que defina este céntrico eje comercial es el de vanguardista. Aquí se dan cita las marcas de moda más joven y moderna y alguno de los diseñadores noveles más relevantes. También hay restaurantes de cuidado diseño, así como otras propuestas de compras: tatuajes, cómics, librerías de arte o tiendas de decoración.

El barrio de Malasaña se articula en torno a la Plaza de 2 de Mayo, mientras que el de Chueca lo hace alrededor de la plaza del mismo nombre. De ambas sale un entramado de pequeñas calles muy transitadas tanto por coches como por peatones, por este motivo es recomendable aparcar el coche y recorrer la zona andando, sobre todo los fines de semana.

Mercado de San Antón
El Mercado de San Antón constituye un ejemplo de la diversidad de soluciones en la rehabilitación y dinamización de los mercados madrileños. La combinación de puestos de alimentación de toda la vida con espacios gastronómicos de vanguardia ha resultado la mezcla perfecta para disfrutar de productos de calidad en entornos de lo más agradable. La terraza es uno de los puntos de visita obligatoria, sobre todo en las tardes de verano.
Plaza de Chueca
Ubicada en el centro del barrio, esta plaza está siempre repleta de vecinos y turistas que llenan sus terrazas, prácticamente los 365 días del año. Recibe el nombre de uno de los mejores compositores de zarzuelas de España. Epicentro del ambiente gay, el barrio se ha abierto a todo tipo de propuestas hasta convertirse en una de las zonas más visitadas tanto por los propios madrileños como por quienes vienen de fuera. Las fiestas del Orgullo, que tienen lugar a principios de julio, son las más multitudinarias de Madrid.