Balenciaga y la Pintura Española: Una exposición espectacular

Balenciaga y la Pintura Española: Una exposición espectacular

El Museo Thyssen acoge del 18 de junio hasta el próximo 22 de septiembre, una exposición extraordinaria que presenta la estrecha relación que el diseñador Cristóbal Balenciaga mantenía con la pintura española a la hora de crear sus diseños.

Gracias a la colaboración del Museo del Prado, el Museo Lázaro Galdiano, el Museo del Traje, el Cristóbal Balenciaga Museoa de Guetaria, el Museu Del Disseny y el Museo de Artes de Bilbao, entre otros muchos, además de colecciones privadas, en esta maravillosa exposición se pueden descubrir piezas únicas, tanto de la pintura de nuestro país como de las creaciones del propio genio.

Sus organizadores han querido reunir un gran conjunto de pintura española que no desmerecieran en absoluto los diseños de Balenciaga, es decir, los cuadros escogidos no debían de ser un decorado ni un fondo, sino que estas obras maestras, debían crean un diálogo con los modelos del diseñador, dentro del espacio de la exposición.

“Balenciaga y la moda española” es una experiencia en si misma, una conversación entre los espíritus de los retratados y de todas aquellas damas que llevaron los vestidos del artista vasco.

El comisario de la exposición, Eloy Martínez de la Pera destaca que la moda siempre ha estado presente en nuestros libros de historia del arte, y por supuesto, en nuestros museos.

En el caso de Balenciaga, la pintura española fue su principal fuente de inspiración a la hora de desarrollar su talento. Al instalarse en París, el creador vasco se dio cuenta de lo mucho que extrañaba España, y comenzó a incluir en sus diseños elementos muy reconocibles de algunas de las pinturas más famosas del arte español.

En esta muestra, el Museo Thyssen ha logrado reunir 90 piezas, algunas de ellas guardadas en privado durante casi 70 años, del diseñador y un total de 55 cuadros entre los que destacan los trabajos de Goya, Zuloaga, Velázquez o Madrazo entre otros nombres célebres de arte español.

El público que acuda a esta magnífica exposición descubrirá al Balenciaga más íntimo pero también al más poderoso, a aquel niño que con 12 años ya supo que un día llegaría a ser un gran diseñador de moda.