La Asociación Española de Sastrería presenta el primer sello de calidad de sastrería artesanal

AES

La Asociación Española de Sastrería (AES) ha presentado hoy en Madrid el “Sello de Calidad A de Sastrería Artesanal”, que servirá para regular el sector, elevar los estándares de calidad e impulsar la formación de mano de obra cualificada.

Se trata, han subrayado desde la asociación, del primer sello de reconocimiento de calidad de sastrería artesanal que existe en España, un paso muy importante para quienes se dedican a ese sector y también para los consumidores, ya que contarán con mayores garantías y con más información para decidir entre las alternativas que encuentran en el mercado.

El presidente de AES y fundador de la firma Oteyza, Paul García, ha señalado durante la presentación que este nuevo sello -que tiene la pretensión de adquirir en el futuro vigencia en toda Europa- servirá también para “potenciar al máximo” la sastrería española a nivel mundial.

En España, ha añadido García, hay aproximadamente 50 sastrerías artesanas en activo y unas 400 o 500 industriales. Estas últimas también están incluidas dentro del ámbito de trabajo de AES y contarán próximamente con otro sello de calidad específico para sastrería industrial.

Agustín García Montero, miembro de la asociación y del comité regulador junto con Joaquín Fernández Prats y Marc Munill, ha explicado que el sello de calidad artesana nace con los siguientes objetivos:

  • 1. Elevar los estándares de calidad de la Sastrería artesanal español.
  • 2. Dar transparencia para regular el sector
  • 3. Impulsar la formación de mano de obra cualificada

Lo que se mide en las pruebas para adquirir esa garantía de calidad son “hechos objetivos y no estéticos” que forman parte de un proceso de varias fases: inspección visual, corte, primera prueba y afinado. Además, habrá un seguimiento posterior.

Una vez superadas las pruebas, el sello se hará visible mediante una etiqueta numerada, un logo, un distintivo y un diploma.

En el evento de presentación, que coincide con la celebración del primer aniversario de la asociación, también se ha dialogado sobre la necesidad de que exista formación reglada para quienes deseen dedicarse a la sastrería profesionalmente y sobre la importancia de que la sastrería se renueve para adaptarse al presente y al futuro, sin perder nunca el respeto por la tradición.